MNR

El Movimiento Nacional Reformista (MNR) fue fundado a comienzos de 1960 por un grupo de estudiantes universitarios liderados por Ramón Marcos Rosa y Guillermo Estévez Boero.

Entre sus principios reformistas reivindica el legado de la Reforma Universitaria de 1918, levantando las banderas de la Autonomía Universitaria en términos de Presupuesto y Acreditación de carreras y del Co-Gobierno. Apostando por el libre ingreso, la gratuidad y la democratización del conocimiento.

 Como brazo universitario del Partido Socialista (Argentina), el MNR tuvo entre sus principales dirigentes a Guillermo Estévez Boero, Ernesto Jaimovich, Miguel Godoy, Juan Carlos Zabalza, Rubén Giustiniani, Hermes Binner y Miguel Lifchitz.

 

Primeros pasos

Los comienzos embrionarios del MNR están íntimamente vinculados a la realidad política argentina de fines de los años ’50. El debate que se suscitó por la “enseñanza Laica o Libre” luego de que el presidente Frondizi impulsara una política educativa que reconocía y ponía en igual de condiciones la educación privada con la pública, motorizó la lucha estudiantil universitaria y puso en contacto a jóvenes estudiantes de distintas partes del país que veían con repudio esta medida del presidente radical.

Entre los organizadores de las movilizaciones, donde congeniaban obreros y estudiantes, se encontraba Guillermo Estévez Boero quien sería en 1959 presidente de la Federación Universitaria Argentina (FUA).

Bajo su presidencia la FUA cuestionó el papel del imperialismo en América Latina y la intromisión de las fundaciones extranjeras condicionando la educación, a la par que promovió el debate sobre el rol de la Universidad en la sociedad.

Rápidamente militantes de las Universidades del Litoral (Santa Fe), Rosario, Tucumán y Córdoba que compartían una misma concepción de Universidad y de la política nacional e internacional comenzaron a coordinar viajes y reuniones políticas que sentarían las bases de futuro movimiento reformista. Ramón Marcos Rosa recuerda que:

“el nombre de Nacional [Movimiento Nacional Reformista] no solo era por su integración geográfica, sino por el contenido nacional, ya que tratábamos de crear un puente con el mundo del trabaja que no estaba cercano al socialismo”

 

De 1960 a 1966

Ante la necesidad de lograr una organización coordinada nacionalmente en 1960 nacieron agrupaciones MNR en diversos Centros de Estudiantes, primer paso antes de constituirse el primer Congreso donde se establecieron las pautas organizativas y una estructura programática, instituyéndose en ese mismo momento la Mesa Nacional de Conducción.

Las primeras luchas y discusiones se dieron ante el creciente número de Universidades que pretendían un ingreso restringido de la matricula. La excusa de la necesidad de una Educación Superior de calidad y la falta de Presupuesto comenzaron a rondar por las Facultades que buscaban limitar la permanencia masiva de estudiantes en las carreras. Para muchos universitarios que abogaban por la democratización del conocimiento y una concepción popular de la educación la defensa del ingreso irrestricto fue el inicio de su vida política universitaria.

A lo largo de esta década el MNR se estableció sólidamente en la Universidad Nacional de Rosario donde triunfará reiteradamente en los grandes Centros de Estudiantes de Ciencias Medicas, Ciencias Económicas, Derecho y Ciencias Exactas e Ingeniería, y conducirá la FUR (Federación Universitaria de Rosario). Especial importancia adquirirá el APRI (la agrupación precursora del MNR en la Facultad de Ciencias Medicas). De allí surgieron dirigentes como Hermes Binner, Ernesto Jaimovich, Juan Carlos Zabalza, etc.

La existencia de una Mesa Nacional permitió que las instancias de formación, con reuniones cotidianas y lecturas colectivas, sobre la realidad política nacional, la Reforma Universitaria del ’18, el Socialismo, entre otras cuestiones, propiciara el armado de un programa para todos los Centros de Estudiantes conducidos por las agrupaciones reformitas. Como comenta Juan Carlos Zabalza:

“Nos hicimos de nuestras primeras armas formativas, en consonancia con nuestros ideales, a través de obras de José Ingenieros (“La Fuerza Moral”, “El hombre mediocre”, “Los tiempos nuevos”); Aníbal Ponce (“Educación y Lucha de Clases”); y los textos de la Reforma Universitaria de Alfredo Palacios. De esta manera, nos proclamamos abiertamente reformistas”.

De 1966 a 1976

El golpe de Estado de 1966 inicia un período de clausura de la participación política y democrática en el país. Las Universidades Nacionales son intervenidas, la represión de dirigentes del movimiento estudiantil y los arrestos ilegales se vuelven moneda corriente. Sin embargo, la política represiva y de ajuste económico de Onganía no impidió que el MNR siguiera consolidándose.

“En casi todo el país, nos cuenta Rodolfo Succar, los planes de ajuste de la dictadura, generaron en el seno del movimiento estudiantil una profunda comprensión del valor de la lucha en conjunto con lo sectores populares[…] Y fue, en aquella cruda realidad, que seguíamos construyendo el MNR, seguíamos pensando no sólo en el rol protagónico que le correspondía a nuestra organización, dentro y fuera de la Universidad, sino también, en desarrollar una estructura partidaria que pudiera ser parte activa de la vida política nacional”

Al comenzar la década de 1970 el MNR había establecido sólidas posiciones en las Universidades de Córdoba, Tucumán, Mar del Plata y el Litoral. En esas condiciones estableció una alianza con otros grupos reformistas que buscaban normalizar las elecciones en los Centros de Estudiantes y de la FUA. Así es como el “Bloque MNR-Franja Morada” condujo la FUA entre 1971 y 1983, llevando a los dirigentes del MNR, Ernesto Jaimovich y a Miguel Godoy a ser presidentes de la FUA en 1971 y 1973 respectivamente.

En estos mismos años, Guillermo Estévez Boero -trascendida su etapa de militancia universitaria- se abocaba a la vida partidaria nacional fundando en 1972 el Partido Socialista Popular (PSP).

 

Durante la dictadura cívico-militar

Durante la última dictadura cívico-militar inaugurada el 24 de Marzo de 1976 el MNR mantuvo una oposición activa contra el régimen. Sostuvo la continuidad de la Federación Universitaria Argentina trabajando solidariamente con todos los grupos estudiantiles perseguidos. Los dirigentes del MNR denunciaron la violación de derechos humanos en la Unión Internacional de Estudiantes y en la IUSY, la Juventud Internacional Socialista.

A partir de 1978 el MNR impulsará junto a las demás organizaciones estudiantiles presentes entonces (radicales, peronistas, comunistas y maoístas) una amplia acción contra la Ley Universitaria 21.276 sancionada por el régimen militar y contraria al programa de la reforma universitaria. En 1980 el MNR se moviliza para difundir el petitorio de la FUA contra la política universitaria del gobierno militar que obtuvo 18.000 firmas de adhesión en todo el país.

En estos mismos años el MNR participó de las brigadas de apoyo al gobierno Sandinista a partir de 1979, y del movimiento de juventudes políticas que comenzó a reunirse para condenar el golpe militar de 1980 en Bolivia y presionar para el retorno a la democracia en la Argentina y el resto del Cono Sur.

Ante el debilitamiento de la cúpula militar y la crisis económica cada vez más aguda, el MNR participó de las masivas movilizaciones convocadas por la CGT en 1981 y 1982, levantando las banderas del retorno democrático sin condicionamientos, accionando por lograr Memoria, Verdad y Justicia ante los crímenes de lesa humanidad y planteando el no pago de la deuda externa ilegítima.

El retorno democrático

Una vez reestablecida la democracia en 1983, el MNR fue parte, con las demás fuerzas organizadas en la FUA, de la normalización de las universidades bajo los principios reformistas de autonomía y cogobierno, heredados de la Reforma del ‘18. En 1984, se concretó el primer Congreso Nacional de la Federación donde Franja Morada se afianzó como la mayor fuerza universitaria del país, en tanto que el MNR se estableció como una de las fuerzas universitarias con fuerte presencia autónoma gestionando importantes Centros de Estudiantes a lo largo del país.

Esta posición le permitió, en los ’90, afrontar las luchas del movimiento estudiantil para impedir el avance del neoliberalismo en la enseñanza superior. Las políticas menemistas de ajuste y las concepciones de “eficiencia y competividad” transformaron a la educación en una mercancía, librada a la lógica del mercado y las demandas de la economía financieras. Durante 1995, las movilizaciones de miles de estudiantes que defendían la Universidad Pública ante la Ley de Educación Superior (LES) sentaron las bases de una nueva batalla que hoy en día sigue vigente.

Militante del MNR durante la década de los ’90, para Ernesto Brunetto lo principal era “continuar el camino de transformación que tuvo siempre, como protagonista, al movimiento estudiantil, y al MNR en particular. Debíamos transformar la realidad cotidiana en las Universidades ante los representantes de los intereses del ‘negocio de la educación’, que buscaban restaurar el cupo y el arancelamiento”.

En 1989 el MNR, ganó por primera vez un Centro de Estudiantes en la Universidad de Buenos Aires (UBA), en Ciencias Exactas y Naturales a la que posteriormente se sumaría la Facultades de Ciencias Económicas y, más recientemente, la Facultad de Derecho.

Desde el año 2007 el MNR logro recuperar terreno en el movimiento estudiantil, duplicando su presencia con respecto a los primeros años del nuevo siglo.

Asimismo, desde el año 2011, la Federación Universitaria Marplatense normalizó su funcionamiento siendo presidida por la agrupación reformista Cauces. De esta manera, luego de 4 años, el MNR vuelve a conducir una Federación Universitaria.

 En el XXVII Congreso de la FUA realizado en Córdoba los días 16 y 17 de junio de 2012, el MNR resultó ser la cuarta fuerza a nivel nacional, a la vez que propició la creación de un Frente Universitario con las distintas fuerzas que integran el Frente Amplio Progresista (FAP) a nivel nacional y numerosas agrupaciones independientes, logrando de esta manera dar un paso más en la consolidación de esta herramienta política transformadora y progresista.

En la actualidad el MNR impulsa el debate hacia el seno de la comunidad universitaria y frente a la sociedad en general por la promulgación de una Nueva Ley educativa que reemplace la menemista Ley de Educación Superior (LES). Una Nueva Ley que entienda a la educación y el conocimiento como bienes públicos que constituyen derechos personales y sociales y no como servicios lucrativos y mercantilizados; que garantice la centralidad del Estado en la garantía del financiamiento para el conjunto de la Educación Superior, en la provisión de sus recursos indispensables, en la orientación de políticas de calidad y excelencia; que establezca la gratuidad de los estudios de grado; que garantice, finalmente, establecimientos educativos autónomos de los poderes de turno.

Web: www.mnrnacional.org

Facebook: #MNRnacional

Twitter: @MNR_Nacional

Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: